Tosca de la Mota - en Noruega

La vida en Noruega - Consejos - Trucos

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

Lutefisk en Noruega

Publicado por en en Curiosidades
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 2738
  • 0 Comentarios
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Comida tradicional de Navidad en Noruega.

Algunos dicen que el Lutefisk es un arma de destrucción masiva, os dejo algo de información y formaos vuestra opinión.

A mi me parece un poco sospechoso que la traducción de este nombre sea Pescado a la Sosa, sí a la sosa cáustica habéis pensado bien.

Y más que sospechoso es ¡¡ culpable !!. Si señores aquí en navidades se les da a toda la familia su ración de Sosa Cáustica, madres, padres, abuelos y niños. Aquí no se andan con tonterías, ni por las ramas, ni peladillas, ni turrones, ni sidra El Gaitero (que este año no da para más) aquí barra libre de Sosa Caústica para todos. Siempre mirando, claro, darle a la suegra el trozo más grande ;-).

Os detallo esta curiosa tradición.

Allá por el 1550 el rey............ufff nooo...por ahí noooo

 

La receta tradicional, al menos aquí en Noruega, se hace con bacalao seco. La primera fase se hace como para cualquier otra receta, se sumerge el pescado en agua fría durante unos cinco días cambiándole el agua cada 12 horas, hasta rehidratarlo. Pasados esos días es cuando viene la clave (digna del juego del Cluedo), se mete el pescado en una solución de agua y sosa cáustica durante dos días más, sin cambiarle el agua......ahí que empapuche bien. Entonces es cuando el pescado sufre una transformación, (no me extraña pobrecillo, ¿y quién no?), y se hincha hasta superar su tamaño de pescado fresco. Toda esta operación se hace para que la consistencia de la carne se torne así como.........cómo explicarlo?......una bayeta Spontex de esas...de las gordas, sí sí, de esas. Se vuelve como una gelatina extraña medio transparente que se debe a que el nivel de proteínas ha bajado a menos del 50%. ¿La hostia verdad?

Terminada esta fase, nuestro flamante pescado se ha vuelto así como la Coca-Cola, altamente corrosivo, el pH del pobre animalito ha bajado al 12 de acidez. Entonces es cuando, dependiendo si viene la familia política o la tuya propia, vuelves a meter el pescado en agua entre cuatro y seis días más, cambiándole el agua a diario para que sea "comestible".

 

Eeeehhh!!! Dónde vais que todavía no hemos acabado. Después de todo este arduo trabajo toca cocinarlo. Hay dos versiones para esto, una es ponerlo en una sartén caliente, sellarlo por todos lados, poner el fuego al ultramínimo y tapar, y dejarlo así en su propio vapor, porque agua tiene para aburrir, durante 20 minutos. Hay que tener cuidado, porque el pobre está tan vapuleado que se desbarata enseguida.

La otra versión es al horno, donde se pone en una fuente, se tapa con aluminio y se mete en el horno a 220 C durante unos 50 minutos.

El resultado es una gelatina sin mucho gusto, por lo que tienes que elaborar salsa y guarniciones de sabor fuerte para compensar la falta de sabor de nuestro amigo.

Se suele servir acompañado de panceta, guisantes, puré de rutabaga (una especie de nabo con sabor a col que se comen las vacas y los noruegos en Navidad) y una salsa de queso de cabra o pimienta o lo que sea pero con sabor.

Lo que realmente te deja pensando durante toda la noche y hace que sometas a un minucioso análisis a tu amado cuerpo durante las siguientes horas de haber ingerido este manjar escandinavo es cuando, por tu falta de experiencia, olvidaste lavar todos los utensilios (sartén, fuente de horno, cubertería, vajilla, en fin todo lo que toco o miró nuestro Lutefisk) INMEDIATAMENTE después de haberlo cocinado. Los restos se quedarán tan incrustados en todo nuestro ajuar que no tendrás narices de sacarlo, por no hablar de las cuberterias de plata que se quedaran de un color amarillo anaranjado. Así que es cuando te sientes culpable y te preguntas ¿qué he hecho? mi aparato digestivo....¿cómo estará? ...........madre ¿cómo saldrá ahora esto de aquí dentro?......uff qué sudores...

 

En FInlandia, por ejemplo, la elaboración se hace con potasa en lugar de con sosa, es un poco menos agresivo, pero corres el riesgo de terminar comiéndote un jabón de bacalao si te pasas con el tiempo de incubación. Me imagino a las finlandesas en la ducha pidiendo al marido el jabón y estos pasándoles un bacalao agarrado por la cola.

 

En fin, tradiciones de este tipo tenemos en todo el mundo, y creo que al menos, una vez en la vida hay que probarlas y sobre todo respetarlas.

 

Porque en España no nos salvamos eh!. En casa de mi abuela, en Andalucía se comía un fantástico dulce de calabaza, típico en toda la región, elaborado con cal viva. Y seguimos vivos :-).

 

 Ha det bra!!

 

 

 

Última modificación en
0

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado
Invitado Jueves, 19 Septiembre 2019

¿Quién esta en línea?

Hay 21 invitados y ningún miembro en línea

¿Sabías qué?

Tengo otro blog sobre recetas sencillas para todos los días

tosca-198

¿Te gusta lo que lees?

¡Me puedes contratar para escribir!

Contáctame

Fair

5°C

Oslo

Fair

  • 12 Oct 2015

    Cloudy 8°C 2°C

  • 13 Oct 2015

    Partly Cloudy 9°C -1°C